Regresar

EAP DE MEDICINA HUMANA DE LA UNIVERSIDAD NORBERT WIENER CELEBRÓ EL DÍA DE LA MEDICINA PERUANA

Octubre 7, 2019

Detalles de la noticia

Al conmemorarse el 5 de octubre el Día de la Medicina Peruana, la EAP de Medicina Humana realizó una actividad en la que se rindió homenaje al mártir de la medicina peruana, Daniel Alcides Carrión, quien falleció en esa fecha tras inocularse sangre contaminada con la bacteria Bartonella bacilliformis para estudiar la evolución de la verruga peruana.

En su intervención, nuestros alumnos resaltaron el sacrificio de Daniel Alcides Carrión, un joven estudiante de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, quien llevado por su espíritu de investigación y amor al prójimo decidió inmolarse en beneficio de la ciencia a los 28 años de edad. Este acto permitió descubrir que la verruga peruana y la fiebre de La Oroya eran la misma patología.

El primero en hacer uso de la palabra fue Palmer Hernández Yépez, quien cursa el octavo ciclo. “Daniel Alcides Carrión fue un impulsor de la investigación, tuvo un espíritu de búsqueda de las causas, un espíritu que no es ajeno a esta casa superior de estudios. La investigación está presente en esta universidad y quiero tomarme el tiempo para agradecer a los profesores que han hecho posible esto mediante sus consejos, esfuerzo y dedicación. No hay enseñanza sin investigación ni investigación sin enseñanza”, manifestó.

“Todos aquí tenemos un propósito en común, ser buenos profesionales de la salud, tratar de ser los mejores médicos. Y lo que debe primar es la vocación, la vocación de ayudar, de servir; apostar por la integridad y el bienestar de las personas”, señaló.

Seguidamente, John Benites Rosas, estudiante del segundo ciclo, explicó cómo es que Daniel Alcides Carrión influye en los estudiantes. “Daniel Alcides Carrión tenía claro el camino a seguir y hoy nosotros, como estudiantes, libramos diferentes batallas: por aprender, por aprobar los cursos. Queremos ser buenos médicos y estoy seguro de que lo vamos a lograr con el apoyo de nuestros docentes”, expresó.

La lectura de la semblanza de Daniel Alcides Carrión estuvo a cargo de la estudiante Carolyn Quispe, quien hizo un repaso histórico de la vida del mártir de la medicina peruana. Luego de ello el doctor Rolig Aliaga Chávez, oncólogo del Hospital Nacional Arzobispo Loayza, ofreció una conferencia sobre los retos y perspectiva del médico cirujano en el siglo XXI.

Además del tema académico, el doctor Aliaga Chávez compartió con los estudiantes su experiencia con los pacientes de oncología del nosocomio donde labora, a fin de que puedan conocer la importancia de brindar un trato humano a las personas en su proceso de recuperación, para que tengan una mejor calidad de vida.

“Nunca pierdan la humildad y el sentimiento por el paciente. Que eso sea su prioridad”, recomendó el doctor Aliaga.

Este sentimiento fue compartido por el doctor Enrique León Soria, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud. “Todos podemos llegar a ser buenos profesionales si nos los proponemos. A la universidad se viene a aprender para servir. Como dice el doctor Aliaga, es importante el comportamiento del equipo de salud frente al paciente. Hay que darle alegría en sus últimos días. Tienen que ser humanos porque están tratando con una persona que necesita ayuda. Unas palabras de aliento hacen mucho, más que cualquier medicina. Acostúmbrense a tratar bien al paciente, acostúmbrense a verlos como quisieran que los vean a ustedes”, expresó.

La doctora Patricia Basurto, directora (e) de la EAP de Medicina Humana, también refrendó este pensamiento e hizo un llamado a sus estudiantes para trabajar juntos en la humanización de la carrera. “Hay que tener buena empatía, buena relación con los pacientes. Se ha criticado la carrera, se dice que se ha materializado y eso es algo que debemos cambiar”, afirmó.

Finalmente, los alumnos Carlos Muñoz Pino y Dana Ochoa Porras, quienes ocuparon el primer y segundo puesto, respectivamente, en el orden de mérito general del período 2019-I recibieron el reconocimiento de su Escuela.

El momento artístico estuvo a cargo del Elenco de Danzas de la Universidad, que presentó una marinera norteña, y de la Tuna universitaria, que puso la nota musical a la celebración del Día de la Medicina Peruana con un animado repertorio.