Regresar

DIRECTORA DE LA EAP DE MEDICINA HUMANA OFRECE RECOMENDACIONES PARA PACIENTES ASMÁTICOS FRENTE A EPIDEMIA POR COVID-19

Mayo 11, 2020

Detalles de la noticia

La propagación del nuevo coronavirus y la enfermedad, COVID-19, ha generado especial preocupación entre los asmáticos porque podrían desarrollar síntomas respiratorios graves, en caso de contraer la enfermedad; por ello, las personas que presentan esta patología deben guardar un especial cuidado preventivo.

En ese sentido es importante tener en cuenta que el asma mal controlada puede aumentar la sensibilidad ante una infección respiratorio viral, siendo el coronavirus una de ellas.

“La COVID-19 ataca los pulmones y eso puede inducir un mayor grado de inflamación en las vías respiratorias, generándose gran riesgo en caso de que se presente una crisis de asma, debido a que todo se agravaría a causa del virus”, señala Patricia Basurto, directora de la Escuela de Medicina Humana de la Universidad Norbert Wiener.

En el marco del Día Mundial del Asma, que se celebra el 5 de mayo, la especialista recuerda algunas recomendaciones a seguir durante el periodo de aislamiento social obligatorio y hasta que salir de casa sea seguro.

Primero, evitar salir de casa. La recomendación de permanecer el mayor tiempo posible en casa logrará que se reduzca notablemente la exposición a los alérgenemos (ácaros del polvo, el moho, el polen y la caspa animal). Se aconseja que las personas alérgicas que sufren de asma no salgan de casa para realizar las compras de primera necesidad. Esta práctica los beneficiará notablemente para el mejor control de sus síntomas.

Es importante aprender a usar bien el inhalador. La especialista sugiere que en caso de utilizar inhalador se debe conocer los pasos para un buen uso, para ello es necesario abrir el dispositivo, prepararlo (agitarlo, rotarlo o cargarlo). Vaciar los pulmones de aire, bloquear la respiración, colocar el orificio del inhalador en la boca, inhalar a fondo, contener la respiración de cinco a diez segundo y volver a respirar con normalidad. No se debe suspender durante la pandemia la medicación de mantenimiento, incluyendo los corticoides inhalados.

Otra recomendación es una buena ventilación, que debe ser en las primeras horas de la mañana, durante la tarde existe mayor cantidad de alérgenos en el aire por el aumento de luz y temperatura.

Finalmente, contar con purificadores de aire en el hogar ayudará a disminuir la eaxposición de alérgenos en el interior de la casa.